¡El Doma en marcha!

Este  pasado miércoles, 18 de julio, tuvimos la oportunidad de conmemorar  el décimo aniversario de la apertura del Silken Gran Hotel Domine de Bilbao, y de paso inauguramos oficialmente el restaurante Doma, el último proyecto en el que llevamos inmersos desde hace unos meses y para el que hemos creado un equipo al frente del cual está un cocinerazo como la copa de un pino: Moisés Leranoz, un profesional de larguísima trayectoria al que me une una relación de más de 30 años.

Fue una noche mágica, en la que junto a Raúl Fernández –Acha, director general del Hotel, pude saludar a infinidad de personas y disfrutar de una velada que congregó a un montón de amigos del sector, periodistas, gastrónomos, amigos de la casa, y auténticos “salseros” de toda fiesta que se precie. Preparamos una cena cóctel de vanguardia que buscó una plena sintonía entre la innovación y el aire modernista que exhibe el Gran Domine. Me consta que los invitados lo disfrutaron a tope y eso es lo importante.

Recuerdo perfectamente que desde su inauguración el Hotel Silken Gran Domine me asombró a mí y al mundo entero por un diseño absolutamente contemporáneo, un proyecto con el sello inconfundible de Javier Mariscal y Fernando Salas. En decoración,  siempre me ha fascinado la impronta de otro genio como es Philippe Starck. Un lujo repleto de arte por todos sus costados, sin duda.

Así que cuando me ofrecieron coger las riendas del Doma, un restaurante con un emplazamiento y encanto únicos y una terraza que cuenta con una de las mejores vistas de Bilbao, difícilmente podía decir que no. Me van los retos, no lo puedo evitar, y éste era uno de esos que me motivaron desde el principio.

Además, desde mayo de 2011 me une a la cadena una estrecha relación a través de la Escuela Silken de Alimentos y Bebidas que presido y que dirige en Vitoria, Raúl Cabrera, un chef que ha trabajado a mi lado durante más de 12 años, y que se encarga, con mucho acierto, de formar a todos los jefes de cocina y sala de los 32 hoteles del grupo Silken, potenciando la cultura gastronómica de cada región y la identidad de sus restaurantes.

Ahora toca seguir trabajando, día a día. El restaurante Doma ya tiene todos los engranajes perfectamente engrasados. Encaramos este proyecto con gran entusiasmo, con la nobleza y la profesionalidad máxima que nos exigimos siempre. Es una plaza especial, cercana y querida, por eso las propuestas son muy versátiles y atractivas, pensadas para todos los amantes de la buena gastronomía. Espero que gocéis con ellas tanto como nosotros al idearlas y elaborarlas. ¡Salud!

 

 

This entry was posted in Opinión by Martín Berasategui.

3 pensamientos en “¡El Doma en marcha!

  1. ¡Qué acierto! He tenido tanto la fortuna de estar alojado en el SGHD y disfrutar de esa terraza, como de degustar tu cocina en Lasarte: la combinación del emplazamiento y el talento culinario es la mejor posible.¡Felicidades!, suerte y… ¿hasta pronto? Ojalá.