¡Salud!

Hoy quiero brindar con todos vosotros.

Ayer fue un día feliz, tuve la oportunidad de presentar en mi restaurante de Lasarte, en un evento muy concurrido y animado, en el que se dieron cita amigos, prensa, y compañeros de profesión, los nuevos vinos que bajo la marca Martín Berasategui hemos creado junto con el Grupo La Navarra, propietarios de las Bodegas Familia Belasco; unos profesionales como la copa de un pino, con los que he tenido el honor de colaborar para sacar adelante este proyecto, que me conquistó desde el primer momento, allá por 2008.

Desde entonces, tanto mi equipo como el de Juan Ignacio Belasco hemos trabajado estrechamente para sacar al mercado cuatro productos de los que sentirnos orgullosos, a la altura de la gastronomía actual, que vive uno de sus momentos más esplendorosos.

Contar con el apoyo del Grupo La Navarra y la Familia Belasco ha sido fundamental, tienen experiencia como para parar un carro, no en vano llevan dedicados a este mundo desde 1580, con bodegas en distintas zonas de España (Navarra, Rueda, Toro) y Argentina (Mendoza) y con una Destilería donde se producen Pacharanes, Licores, Orujos y Cremas de primerísima calidad.

Os presento a nuestras criaturas: un blanco verdejo de Rueda, tremendamente fresco y sabroso, el mejor aliado contra los calores que se avecinan, al igual que el rosado, también elaborado con la mejor variedad de uva, en este caso Garnacha, de la Denominación de Origen Navarra.

El plantel se completa con una Crema de Orujo, un destilado mezclado con una crema de leche superior, vainas de vainilla, ralladura de mantequilla, caramelo y azúcar moreno, tan elegante y armonioso como el Licor de Pacharanes, resultado de la máxima selección de pacharanes frescos, macerados en aguardiente natural de alta calidad, con una explosión de sabor fresco y afrutado alucinante.

Pero de poco sirve lo que yo diga, lo mejor es que me contéis vuestro parecer cuando los probéis.

¡Espero que os chiflen tanto como a mí!

This entry was posted in Opinión by Martín Berasategui.

3 pensamientos en “¡Salud!